Materiales constructivos se fabrican en Siembra EP

Urcuquí, 09 de enero de 2020

La Empresa Pública Siembra implementó la fábrica artesanal de baldosines, ladrillos y tejas con la finalidad de optimizar recursos en la construcción de obras en la Ciudad del Conocimiento, como: vías peatonales, plazas y espacios públicos de recreación, en beneficio de los estudiantes, docentes y personal administrativo de Yachay Tech y los pobladores de las comunidades aledañas al proyecto.

Con el apoyo de nuestro Gerente General, Adrián Zambrano, un grupo de servidores de Siembra EP, quienes, al tener el conocimiento y la destreza para producir este tipo de materiales constructivos, adecuaron la fábrica en una superficie de 10.000 metros cuadrados y pusieron en marcha su producción; cubriendo el 100 por ciento de demanda de las obras actuales que se ejecutan en administración directa de la empresa, como la vía peatonal que conecta a los edificios de residencias con la biblioteca, aulas y laboratorios.

En poco tiempo, gracias a la autogestión y utilizando materiales y herramientas con los que cuenta la empresa, se estableció la “Ladrillera El Rosario”, conocida así por sus obreros, debido a la proximidad con las residencias que llevan este mismo nombre.

Andrés Malpud, trabajador de Siembra EP, es el coordinador de la fábrica y quien motivó a sus 11 compañeros para mantenerla en total funcionamiento desde mediados del presente año. “Se procedió a limpiar y ordenar el espacio. Acomodamos los techos, hicimos el cerramiento e instalamos el sistema eléctrico”, indica Malpud y destaca el entusiasmo e iniciativa de sus compañeros al implementar la fábrica artesanal: “el resultado final es el esfuerzo de todos”.

Dos integrantes del grupo, Miguel Cuasqui y José Chilcañán, expertos en la técnica, han transmitido sus saberes y distribuido las tareas del proceso de fabricación a sus compañeros, logrando consolidar un equipo de trabajo. Todos los días antes de empezar la jornada reciben charlas de seguridad y en el transcurso del día realizan pausas activas a fin de cuidar su salud y el buen estado físico que demanda el trabajo.

Los productos que se fabrican son de alta calidad: ladrillo mambrón y prensado, tejuelo, tejas y fachaletas. La materia prima es la arcilla negra que se consigue en el cantón, en el sector de Irugincho; y, la arcilla arenosa que se obtiene en la localidad. “Se mezclan en proporción de 3 a 1, son 8 metros cúbicos de arcilla negra con 16 metros cúbicos de arcilla arenosa, esta composición evita que los bloques se quiebren por el calor del sol”, explica Chilcañán.

Un trabajador mezcla ligeramente las arcillas, luego pone a la máquina mezcladora donde se obtiene una mixtura cremosa lista para trasladar hasta los moldes que se colocan en el piso para que se fragüen. Sobre el piso se coloca aserrín para que el barro no se pegue al piso y que adquiera su color particular. 

A continuación, en el área de secado se pone los ladrillos o baldosines apilados y luego, una vez secos, en un período de 10 a 20 días, se transportan en carretillas hasta el horno donde son colocados de una forma especial para que no se queme o se diluya la arcilla pegándose entre sí. “La jornada para colocar el material en el horno demanda un trabajo minucioso, a los 12 trabajadores juntos nos toma un día y medio, explica Cuasqui.

La leña que se usa en el horno es de eucalipto, aguacate o espino que se recoge en los distintos predios de la empresa. La quema se realiza durante 24 horas continuas, luego se deja enfriar el material y se lo retira del horno después de 8 días.

Actualmente, se realizan pruebas con diferentes materiales para confirmar la durabilidad e innovar en la oferta de los productos. La expectativa es elaborar un ladrillo semi industrial que pueda ofertarse al mercado local.

“Nuestro propósito es industrializar este tipo de material constructivo. Queremos que esto sea un ingreso a la empresa, no queremos solo pedir y pedir sino también ser un aporte económico para la autosustentabilidad de Siembra EP”, afirma Malpud. (ve)

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *